Si el modo como aprendemos es enseñando hagamos una nación de profesores

¡Hola, amigos! Recientemente, se ha popularizado en Linkedin el “meme” de que los adultos aprenden, sobre todo, enseñando. Googleando, encuentro esta imagen citada por Virginio Gallardo. Parece ser que las teorías que ahora se expanden viralmente tienen ya unos años. En todo caso, me parecen lógicas, bien fundamentadas, y yo mismo me las aplico.

adultos-aprenden-enseñando

Tomado de http://open2know.ca/course/view.php?id=49

La conclusión es: si las personas aprendemos enseñando y la formación y el conocimiento son fundamentales para la Economía, ¿por qué no fomentamos que todas las personas sean profesoras de algo? Todos somos expertos en alguna materia

Dar clases de algo es una tarea intensa, porque no tienes “sólamente que hacerlo”, sino que tienes que transmitir entusiasmo, pasión. Una jornada de 8 horas casi seguidas enseñando con pasión se me antoja casi imposible de mantener día tras día. Hay que respetar mucho a quien lo logra. En muchas materias “de adultos”, de Universidad en adelante, sería mejor que hubiese más profesores y con horas más repartidas y que compaginasen ese trabajo con otros.

Ahora estamos muy lejos de eso, claro. Llegar a ese punto exigiría una hoja de ruta para la sociedad en la que habría que ejecutar movimientos muy decididos. Pero para las empresas particulares y los individuos privados, esa parte flexible y rápida de la sociedad, es fácil empezar a aplicarse el cuento. Que las formaciones las impartan también los que necesitan aprender 😉

Yo doy clases en el Máster de Publicidad de la Complutense y lo hago más por aprender que por otro motivo… te animo a que te grabes y subas tus clases a Internet. Es fácil. O que te apuntes a una de los muchos Centros de Formación… desde luego, si quieres dar clases sobre Comunicación, Ventas y Marketing On Line, me gustaría saber de tí, seguro que podemos colaborar. Déjame un comentario o conecta en linkedin… ¡enseña lo que sabes y aprende haciéndolo!

¡Buen día!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *